UA-115521513-1

September 16, 2020

July 14, 2020

Please reload

Entradas recientes

I'm busy working on my blog posts. Watch this space!

Please reload

Entradas destacadas

Consumir: ¿Pan blanco o pan integral?

Hoy hablaremos de las diferencias que existen entre consumir un pan integral y un blanco, te invito a que leas este post, ya que es un producto básico y que millones de personas en todo el mundo lo consumen.

El pan como tal se elabora exclusivamente con harina, agua, sal y levadura. Una de las diferencias entre los muchos tipos de pan que existen es el tipo de cereal utilizado para elaborar la harina: el trigo es el más común, pero también pueden utilizarse otros como la avena y la cebada.

 

La diferencia entre el pan integral y el pan blanco, consiste en el tipo de harina que usan. El trigo consta de tres partes: el germen (parte interna), donde se encuentran las vitaminas y ácidos grasos esenciales, el salvado (capa exterior) que contiene la fibra y minerales, y finalmente el almidón. En las harinas integrales, se encuentran las tres partes del trigo, mientras que en las harinas refinadas sólo se usa el almidón. Por lo tanto, el pan blanco tiene mucho menos valor nutricional que el pan integral.

 

En el pan integral no se ha producido un proceso de refinado de la harina, cosa que en el pan blanco sí sucede. Que el grano conserve la cubierta para hacer la harina tiene consecuencias nutricionales, ya que aporta un extra de vitaminas, minerales y fibra.

 

Además, el pan integral, debido al salvado proporciona ciertas características organolépticas:

  • El pan tiene un olor más fuerte y ácido, aunque agradable.

  • El color es más oscuro y la corteza más gruesa, lo que hace que se proteja la miga de pan y el tiempo de conservación se alargue.

  • Si el pan ha sido elaborado con levadura natural, el salvado se ablandará y no se notará en la textura, pero si se ha mezclado con harina blanca puede que nos encontremos con fragmentos de salvado.

  • Los ojos del pan (agujeros de la miga), son de tamaños desiguales, cosa que no sucede en el pan blanco, donde la miga es más uniforme debido a la mayor extracción de la harina.

El pan integral, por su alto contenido en fibra contribuye a la regulación de las funciones intestinales y su consumo está asociado a una menor prevalencia de enfermedades como la diabetes de tipo 2 o la hipercolesterolemia. De hecho, las guías alimentarias americanas, recomiendan que la mitad de las raciones aconsejadas del grupo de los cereales (pan, cereales, pasta y arroz) se consuman en su versión integral.

 

Podemos concluir que de acuerdo al aporte nutrimental y la cantidad de fibra que presenta, el pan integral sería la mejor opción para incluirlo en nuestra alimentación.

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

Síguenos
Please reload

Buscar por tags