UA-115521513-1

Suplementos y complementos alimenticios

Las tendencias actuales como la preocupación excesiva por la apariencia física no sólo en mujeres sino en hombre de diferentes edades, lleva a desarrollar conductas nocivas, que pueden conducir a los trastornos alimentarios e incluso adicciones. El preocuparnos cada día más por nuestra salud a través de la nutrición, es bueno. Pero todos llevamos vidas bastante ajetreadas, con exceso de trabajo, estrés, poco tiempo, etc. y eso trae como consecuencia que llevemos una alimentación descuidada o desequilibrada. Por el cual se ha implementado el consumo de complementos y suplementos alimenticios.

En el mercado hay un sin número de productos que pretenden cubrir necesidades y apoyar a nuestro cuerpo. En este artículo hablaremos de complementos y suplementos alimenticios y como aprender a diferenciarlos.

Es importante saber que no todos necesitamos suplementar o complementar nuestra alimentación, cuando una persona tiene una alimentación adecuada es innecesario el uso de suplementos y complementos alimenticios, ya que cuenta con todos los nutrientes necesarios para un adecuado desarrollo. De hacerlo, deberíamos ser aconsejados por un profesional capacitado para ello.

¿Qué es un suplemento alimenticio?

Los suplementos son productos que incluyen todos los nutrientes, carbohidratos, proteínas, grasas, vitaminas y minerales en proporciones adecuadas para una dieta de forma equilibrada y satisface las recomendaciones nutricionales. Pueden reemplazar total o parcialmente la alimentación de una persona, dependiendo de la cantidad de alimentos que está consumiendo diariamente.

Están dirigidos a corregir limitaciones nutricionales de los alimentos que no se abastecen. Son productos a base de alimentos tradicionales, hierbas, extractos vegetales deshidratados o concentrados de frutas, adicionados o no, de vitaminas o minerales, que se puedan presentar en forma farmacéutica y cuya finalidad de uso sea incrementar o suplir la ingesta dietética total.

Las formas farmacéuticas aceptadas son aquellas que se ingieren por vía oral como: cápsula, emulsión, suspensión, jarabe, polvo, soluciones y tabletas, entre otras contempladas en la Farmacopea de los Estados Unidos Mexicanos, en cualquier formato que no represente un alimento convencional.

¿Qué es un complemento alimenticio?

Los complementos alimenticios son productos que contienen uno o varios nutrientes y que sirven para completar el aporte de esos elementos en la dieta del individuo. como su mismo nombre lo indica, complementan y refuerzan la alimentación para un correcto funcionamiento del organismo, muchas veces son indispensables ante la deficiencia que tienen algunos cuerpos para absorber los nutrientes de los alimentos que consumen.

Los complementos alimenticios pueden estar compuestos de diferentes ingredientes. Los más conocidos son: Vitaminas, minerales, fibras, aminoácidos, AGPI (Ácidos Grasos Poliinsaturados), enzimas, plantas, probióticos.

El complemento no se elabora necesariamente para cubrir deficiencias nutricionales, es ideado para incrementar los nutrientes de la dieta. Es decir, es un aporte extra de energía o nutrientes, o ambas cosas que refuerza a la dieta.

El complemento podría ser un alimento convencional. El suplemento no.

¿En qué momento se recomienda el uso de complementos y suplementos alimenticios?

Como se menciona anteriormente cuando la alimentación es variada y equilibrada, los alimentos aportan todos los nutrientes necesarios para el adecuado desarrollo y funcionamiento del organismo. Muchas veces la alimentación de las personas es un poco compleja, debido a sus estilos de vida, trabajos, vida social, entre otras cosas. Esto puede llegar a provocar deficiencias nutricionales que para cubrirlas puede ser necesario utilizar complementos o suplementos alimenticios.

Si habitualmente su alimentación no es variada en vegetales, frutas, carnes magras o pescados puede ocurrir que no logre obtener los micronutrientes suficientes que el cuerpo necesita para estar en buenas condiciones.

También hay distintas personas que por el tipo de dieta que practican o la etapa de la vida por la que están transitando también pueden necesitar uno de estos, algunos ejemplos son:

  • Personas veganas (vegetarianos estrictos que no comen ningún producto animal como carnes, lácteos, ni huevos).

  • Mujeres embarazadas

  • Mujeres lactantes

  • Mujeres durante y después de la menopausia

  • Mujeres con periodos menstruales muy fuertes

  • Personas sometidas a cirugías gástricas para bajar de peso

  • Intolerantes la lactosa o que presenten algún tipo de alergia alimentaria o enfermedad gastrointestinal.

  • Personas que presenten alguna patología de estómago, páncreas, hígado o vesícula

Consecuencias del uso desmedido de estos productos

A diferencia de los medicamentos recetados y de los de venta libre, los complementos y suplementos alimenticios no están sujetos al mismo proceso de evaluación de seguridad. El responsable de asegurarse que los complementos sean seguros (no nocivos) y efectivos es el fabricante.

Las vitaminas y minerales se consideran seguras siempre y cuando no se usen en cantidades excesivas, siempre antes de su consumo se debe verificar cuales son las cantidades diarias recomendadas por la Administración de Drogas y Alimentos de Estados Unidos (sigla en inglés FDA) o simplemente no tomar más de lo indicado por su médico. Tomar cantidades excesivas principalmente de vitamina A, vitamina D o hierro puede ser nocivo para la salud.

No combinar suplementos o complementos sin supervisión médica con medicamentos ya que podrían tener efectos peligrosos y hasta mortales. Por mencionar algunos ejemplos, los medicamentos para el VIH/SIDA, las cardiopatías o la depresión, los tratamientos para los trasplantes de órganos, y las píldoras anticonceptivas, son menos eficaces cuando se toman en combinación con la hierba de San Juan (St. John’s Wort), un suplemento herbolario. Dependiendo del medicamento que se trate, los resultados pueden ser graves.

Además, la warfarina (un anticoagulante de prescripción médica), el ginkgo biloba (un suplemento herbolario), la aspirina y la vitamina E (otro suplemento) pueden, cada uno de ellos, adelgazar la sangre. Tomar cualquiera de estos productos juntos puede aumentar las posibilidades de sufrir hemorragia interna o un derrame cerebral. Algunos complementos herbales pueden no ser puros, significa que pueden contener otros ingredientes que no estén escritos en la etiqueta y pueden ser nocivos. Que sea natural no significa siempre que sea seguro.

Entradas destacadas
Entradas recientes
Archivo
Buscar por tags
Síguenos
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • Google+ Basic Square
  • Facebook
  • Instagram
  • Icono-BLOG_web
  • Youtube
  • noticias_web

VISITAS A LA​ PÁGINA: