UA-115521513-1

September 16, 2020

July 14, 2020

Please reload

Entradas recientes

I'm busy working on my blog posts. Watch this space!

Please reload

Entradas destacadas

¿Cuál es la diferencia entre una crema hidratante y un sérum?

October 15, 2018

¿Conoces las diferencias entre el sérum y la crema hidratante? ¿Piensas que por usar uno, no tienes por qué usar el otro? Aquí te dejo este post para que conozcas las funciones de cada uno de ellos, para qué sirven y qué aportan a tu piel.

Sérum

 

El sérum es un gel de poca densidad, que tiene como objetivo la reparación absoluta de la piel sin dejar ningún residuo en ella. Al ser tan ligero, se absorbe fácilmente y no deja la piel grasa. A diferencia de las cremas, está todo muy concentrado y por ello al aplicarnos una pequeña cantidad lograremos que cumpla su objetivo en todo el rostro. Son sumamente efectivos precisamente porque penetran fácilmente en la piel. Son perfectos para pieles grasas, puesto que son mucho menos que las cremas.

 

Es muy efectivo, pero no es sustitutivo de las cremas; es decir, el sérum se aplica antes de ponernos la crema hidratante, puesto que no tiene su poder de hidratación y nuestra piel necesita también del cuidado de las cremas.

 

Por su parte, los sérum son productos mucho más ligeros, que pueden ser emulsiones mucho más fluidas y evanescentes o productos que recuerdan más a un gel poco denso. Pero sea cual sea su textura, casi siempre son productos con una gran concentración de principios activos.

 

Gracias a su fórmula con muy poca cantidad de grasa, su absorción es extremadamente rápida y a diferencia de las cremas, permite la aplicación simultánea de varios de ellos e incluso después una crema. De esta manera permite personalizar muchísimo el tratamiento, no solo para adaptarlo a tu tipo de piel general, sino al estado en el que se encuentre durante un día o una temporada concretos. El objetivo de emplear sérum es ofrecer un tratamiento potente para necesidades y pieles específicas. Son complementarios a las cremas.

 

Crema hidratante

 

Toda crema hidratante no es más que la mezcla de varios componentes más o menos líquidos a cierta temperatura y que son insolubles entre sí, es decir, que no pueden mezclarse. Sin embargo, tras someterse a diversos procesos, se consigue una emulsión completamente ligada. La mezcla de estos ingredientes da origen a una crema de textura fina y muchas veces untuosa, aunque también puede ser algo más ligera.

 

Las cremas hidratantes más untuosas o densas se suelen recomendar a aquellas personas con la piel seca y tirante. Pero las pieles grasas también requieren de cremas hidratante, aunque en este caso deberán ser más ligeras y con pocos ingredientes oclusivos.

 

Podríamos decir que las cremas hidratantes ofrecen un cuidado básico, esencial para tener la piel en un buen estado y lo más protegida posible frente a las agresiones externas. Se hace imprescindible su uso, tanto de día como de noche, para gozar de una piel hidratada, sana y equilibrada.

 

En conclusión, es conveniente utilizar ambos productos. Los sérum pueden emplearse perfectamente como tratamientos complementarios al uso de cremas hidratantes, además de que aportan muy poca grasa a la piel, siendo perfectos para el cuidado de pieles grasas. Aplicando ambos cosméticos, conseguirás un beneficio a corto y largo plazo. 

 

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

Síguenos
Please reload

Buscar por tags