UA-115521513-1

September 16, 2020

July 14, 2020

Please reload

Entradas recientes

I'm busy working on my blog posts. Watch this space!

Please reload

Entradas destacadas

Dieta y salud bucal

November 21, 2018

Si bien sabemos, una alimentación equilibrada nos da los nutrientes necesarios para una buena salud y un buen estado físico, pero si existe alguna alteración en ella, ya sea por excesos o deficiencias, dará lugar a todo tipo de problemas de salud, entre ellas, la salud bucal.

 

La OMS, define como salud bucal, al estado de normalidad y funcionalidad eficiente de los dientes, estructuras de soporte y de los huesos, articulares, mucosas, músculos, todas las partes de la boca y cavidad bucal, relacionadas con la masticación, comunicación oral y músculo facial.

 

Por lo que, al hablar de salud bucal, es ir más allá de dientes en buen estado. La integridad de la cavidad oral facilita una nutrición favorable, se necesitan tener dientes y encías saludables para masticar y tragar los alimentos de manera optima y absorber los nutrientes esenciales.

 

Podríamos decir, que, la buena nutrición y salud bucal tienen una estrecha relación. El buen o mal cuidado de una, será el reflejo de la otra y viceversa.

 

Existen algunas afecciones dentales, que llegan a tener mayor desarrollo debido a una mala alimentación, entre ellas:

  • Caries: considerada una enfermedad multifactorial. Una de sus causas es el alto consume de alimentos azucarados, bebidas carbonatadas, que logran erosionar el esmalte dental, favoreciendo la acumulación de placa bacteriana.

  • Enfermedad periodontal:  se inicia con la inflamación de la encía (gingivitis), provocada por la  acumulación de placa dentobacteriana, que puede cursar con la destrucción de los tejidos periodontales, provocando la resorción ósea y la caída de los dientes. Se relaciona con la deficiencia de vitamina C, folato, hierro y zinc.

  • Maduración dental: aunque la génetica sea la que dicte tamaño y morfología dental, la alimentación desde la gestación y lactancia serán determinantes. Principalmente ocasionada por deficiencias en vitaminas B, C y D.

¿Qué alimentos mejoran mi salud bucal?

Los alimentos y bebidas beneficiosos para nuestra boca son los siguientes:

 

La leche y todos sus derivados: Aportan calcio a los dientes, elemento indispensable para la reparación del esmalte dental. El queso ayuda a reforzar la superficie del diente y el yogur es muy útil para remineralizar el diente. Eso sí, lo ideal es tomarlo sin azúcares añadidos.

 

Proteínas: imprescindibles para la formación de los dientes. Aumento en el consumo de carnes magras, pescado, huevo y pollo.

 

Frutas y verduras: Las manzanas, las zanahorias y el apio tienen un efecto de barrido sobre la placa bacteriana. Limpian los dientes y contribuye a que las encías no se inflamen. En general, las frutas y verduras facilitan la eliminación de la placa bacteriana y los restos de comida adheridos a los dientes porque potencian la producción de saliva.

 

 Alimentos con fibra: Los cereales integrales, las legumbres promueven la producción de saliva porque exigen un mayor esfuerzo de masticación. La salivación es muy importante para eliminar algunas bacterias de la cavidad oral. Las hortalizas que nos brindan un gran aporte de hierro, calcio y vitaminas, necesaria para la buena conservación de nuestros dientes.

 

 Frutos secos y semillas: Son alimentos ricos en vitaminas y minerales, entre los que destacan el calcio (almendras, pistaches).

 

Té: El té tiene una doble aportación, flúor, para el refuerzo del esmalte, y polifenoles, para combatir las bacterias. La única desventaja es que mancha con facilidad los dientes. Sin embargo, con una buena higiene diaria se puede disfrutar de él con total tranquilidad.

 

Agua: Estimula la salivación. Si no estamos bien hidratados, el organismo ahorra agua y genera menos saliva. Se recomienda beber entre unos 1,5 y 2 litros de agua al día.

 

Por último, te dejamos algunos tips para que tu salud bucal se encuentre en condiciones óptimas.

 

  • Cepilla tus dientes, lengua y usa hilo dental todos los días, esto removerá la placa bacteriana de dientes y encías. La placa que no es removida se endurece transformándose en cálculo, el cual es muy agresivo contra las encías y ya no puede ser removido mediante cepillado ni hilo dental.

  • Consulta un nutriólogo, para establecer un plan nutricional variado y balanceado. Una nutrición adecuada ayudará a mantener tus encías sanas y fortalecerá tu sistema inmunológico.

  • Asiste constantemente a revisión con tu odontólogo, el cual realizará una profilaxis para eliminar la placa dentobacteriana acumulada en dientes y encías

  • Limitar el consumo de productos azucarados en las colaciones, ya que los dientes son atacados por los ácidos durante 20 minutos o más y es entre comidas dónde se produce una menor cantidad en saliva, limitando la protección dental.

  • Evitar bebidas acidificantes, cítricas y zumos.

  •  

     

     

     

     

     

     

     

     

     

     

     

     

     

     

     

     

     

     

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

Síguenos
Please reload

Buscar por tags