UA-115521513-1

September 16, 2020

July 14, 2020

Please reload

Entradas recientes

I'm busy working on my blog posts. Watch this space!

Please reload

Entradas destacadas

Amaranto, alimento altamente nutritivo.

Llamado así por la palabra griega ¨amarantos¨, que significa, aquel que no se marchita. Cultivado por los aztecas hace 8000 años, la historia del amaranto puede ser rastreada hasta México y la Península de Yucatán. Hoy, es cultivado en África, la India, China, Rusia, a través de Sudamérica y está emergiendo de nuevo en Norteamérica.

 

El amaranto es un pseudocereal, esto significa que no forma parte de la familia de los cereales, pero sus usos y propiedades son similares a las de estos, es decir, representa una gran fuente de proteínas y minerales.

 

A continuación, te mencionamos sus principales nutrientes.

  • Aporta cantidades importantes de fibra, que favorece el funcionamiento adecuado del aparato digestivo.

  • Su contenido proteico se asemeja a la de la leche (16-17%).

  • Resulta buena fuente de vitaminas del complejo B y de compuestos fenólicos con poder antioxidante.

  • Es fuente importante de niacina, que ayuda a la producción de hormonas sexuales, del crecimiento y benefician el funcionamiento adecuado del metabolismo.

  • Aporta lisina que ayuda a la producción de anticuerpos y enzimas.

  • Es fuente de buenas grasas, de las cuales concentra aproximadamente un 7%.

  • Esta pequeña semilla aporta zinc y hierro, que ayuda a nuestro organismo a tener una mejor circulación sanguínea.

  • Es gran fuente de ácido Fólico y calcio, indispensables para el fortalecimiento de huesos.

Por todas las propiedades, anteriormente dichas, el amaranto puede incorporarse a la dieta para diversificar la misma y agregar buenos nutrientes, sobre todo, puede ser de utilidad en quienes llevan una alimentación vegana y buscan proteínas de origen vegetal de alta calidad.

 

Sus antioxidantes han demostrado su poder para neutralizar los radicales libres del oxígeno, por lo que, la ingesta de amaranto puede reducir el estrés oxidativo y así, ayudar al cuidado de cada célula del organismo y su salud.

 

Puede ser un buen recurso para incrementar la saciedad de la dieta, ya que, en reemplazo de arroz o pastas, el amaranto puede usarse como buena fuente de fibra y proteínas que calma el hambre y el apetito con mayor facilidad sin ofrecer un extra de calorías, por lo que, también puede ser de utilidad cuando buscamos perder peso.

 

Por otro lado, y como dato cultural, el amaranto comenzó a formar parte de la dieta de los astronautas ya que es fácil de digerir, es ligero y nutritivo; la planta es cultivada en los transbordadores espaciales trayendo como beneficios no sólo comida, sino que también ayuda a absorber el dióxido de carbono, produce oxígeno y agua.

 

Gracias a todos sus componentes, el amaranto es considerado como el mejor alimento de origen vegetal para el consumo humano, con él pueden producirse harinas, granolas, tamales, atoles, galletas, bebidas y las famosas alegrías; además, el resto de la planta se puede utilizar para hacer sopas, forraje para animales y abono. ¡No esperes más y agrégalo a tu dieta!

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

Síguenos
Please reload

Buscar por tags