UA-115521513-1

September 16, 2020

July 14, 2020

Please reload

Entradas recientes

I'm busy working on my blog posts. Watch this space!

Please reload

Entradas destacadas

Dermatitis atópica

El día de hoy hablaremos de la dermatitis atópica, que la ocasiona y cómo podemos prevenir que esta reacción no genere alguna lesión o complicación en la piel. Te invito a que leas este post y conozcas más sobre este padecimiento.

La dermatitis atópica es una enfermedad inflamatoria de la piel, caracterizada por una xerosis cutánea extrema y por manchas rojas con frecuencia cubiertas de pequeñas vesículas que causan un picor severo. Aún no siendo contagiosa, es una enfermedad crónica que evoluciona por brotes de eczema: estas fases agudas tienen un impacto importante en la calidad de vida de la persona afectada y son a menudo causa de insomnio.

 

 

Con el tiempo, la atopia puede manifestarse con otras alergias como el asma, la rinitis o la conjuntivitis alérgica. Las complicaciones pueden ser una severa infección bacteriana o viral (herpes). El molluscum contagiosum, de origen viral, también aparece de forma más intensa cuando existe una condición de atopia.

 

Causas

Los expertos coinciden en afirmar que la principal causa de esta enfermedad de la piel es la predisposición genética. Pero existen ciertos factores ambientales, alérgicos y alimenticios, e incluso algunas prendas de ropa, que los desencadenan y lo agravan.

 

Se trata de una enfermedad que afecta a casi un 20 por ciento de los niños y que se prolonga hasta la edad adulta. “Entre un tres y un cinco por ciento de los adultos seguirán padeciendo piel atópica.”

 

La dermatitis atópica afecta a bebés y niños y, en menor medida, a los adultos. En los niños suele aparecer en la cara y en zonas de flexión como los codos, las rodillas, la cara interna de la muñeca o en el cuero cabelludo, así como en piernas y glúteos. En el caso de los más pequeños aparece una piel seca y descamada, que se desprende con facilidad. En el adulto se ven estas irritaciones en cara y cuerpo. Aun así, sea adulto o niño, estas alteraciones se acompañan de un picor más o menos intenso y de posibles lesiones de rascado.

 

Estas son algunas recomendaciones básicas para poder atenuarla:

  • Evitar las duchas largas, que no superen los diez minutos.
     

  • Mantener una temperatura suave del entorno, es decir, evitar las temperaturas extremas, tanto en invierno como en verano y estar en ambientes frescos.
     

  • Evitar la excesiva sudoración en verano.
     

  • Evitar prendas de ropa de nylon,  lana y utilizar las de algodón en invierno.
     

  • Tratar de evitar aquellos alimentos, animales domésticos o el polvo que puedan producir alergia.
     

  • Lavar la ropa nueva para eliminar los residuos que pueda contener por los productos utilizados en su fabricación.
     

  • Cortar las uñas a niños y bebés para evitar el rascado.
     

  • Evitar los detergentes en el lavado de la ropa.
     

  • Aplicar aceite de baño para regenerar la barrera hidrolipídica que se altera durante el baño.
     

  • No frotar al secarse después del baño.
     

  • Aplicar cremas o leches emolientes varias veces al día que favorezcan la hidratación de la piel y eviten la sequedad.
     

  • Llevar una dieta equilibrada evitando los productos como frutos secos o lácteos, así como los excitantes como la cafeína o la teína.

 

Como podemos ver, la dermatitis atópica es una enfermedad muy común y que da a un alto porcentaje de personas desde la niñez hasta la edad adulta, toma en cuenta las recomendaciones que dan los expertos, así podrás evitar o disminuir las molestias que causa.

 

 

 

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

Síguenos
Please reload

Buscar por tags