UA-115521513-1
top of page

Beneficios de tener una buena circulación

Es imposible estar en optima salud sin una buena calidad de sangre y sin una buena distribución de está por todos los órganos, sistemas y células del cuerpo.

El corazón es la fuerza impulsora del movimiento, encargado de bombear la sangre para que esta pueda alcanzar a repartir sus nutrientes y que pueda, además recoger los materiales de desecho de distintas partes del cuerpo. La sangre, durante su camino, limpia, nutre, esteriliza, distribuye compuestos químicos obtenidos de los alimentos y ayuda a depurar toxinas celulares.

Las venas y las arterias son los caminos interiores por donde viajan las células sanguíneas y ha este conjunto incluyendo los capilares y el corazón se les denomina sistema circulatorio. Las venas transportan sangre cargada de desechos y las arterias la sangre limpia.

Si la sangre no puede fluir a cierta velocidad, entonces se comienzan a generar una serie de consecuencias muy desfavorables para el cuerpo que indican que hay una congestión venosa, como dolor en las piernas, sensación de hormigueo en diferentes miembros, hinchazón, entumecimiento, calambres, mano y pies fríos, piel y cabello opaco por baja oxigenación y distribución de nutrientes.

La mayoría de los casos de problemas circulatorios están relacionados con una vida sedentaria o malos hábitos de alimentación como dietas pobres en nutrientes, bajas en fibra y con escaso consumo de agua, aunque el factor hereditario y genético también tiene mucho que ver.

SINTOMAS DE MALA CIRCULACIÓN

  • Entumecimiento de extremidades

  • Dolor y calambres en manos y pies

  • Uñas quebradizas en pies y manos

  • Pérdida de cabello

  • Perdida de sensibilidad en las extremidades