UA-115521513-1
top of page

Suplementos y complementos alimenticios

Las tendencias actuales como la preocupación excesiva por la apariencia física no sólo en mujeres sino en hombre de diferentes edades, lleva a desarrollar conductas nocivas, que pueden conducir a los trastornos alimentarios e incluso adicciones. El preocuparnos cada día más por nuestra salud a través de la nutrición, es bueno. Pero todos llevamos vidas bastante ajetreadas, con exceso de trabajo, estrés, poco tiempo, etc. y eso trae como consecuencia que llevemos una alimentación descuidada o desequilibrada. Por el cual se ha implementado el consumo de complementos y suplementos alimenticios.

En el mercado hay un sin número de productos que pretenden cubrir necesidades y apoyar a nuestro cuerpo. En este artículo hablaremos de complementos y suplementos alimenticios y como aprender a diferenciarlos.

Es importante saber que no todos necesitamos suplementar o complementar nuestra alimentación, cuando una persona tiene una alimentación adecuada es innecesario el uso de suplementos y complementos alimenticios, ya que cuenta con todos los nutrientes necesarios para un adecuado desarrollo. De hacerlo, deberíamos ser aconsejados por un profesional capacitado para ello.

¿Qué es un suplemento alimenticio?

Los suplementos son productos que incluyen todos los nutrientes, carbohidratos, proteínas, grasas, vitaminas y minerales en proporciones adecuadas para una dieta de forma equilibrada y satisface las recomendaciones nutricionales. Pueden reemplazar total o parcialmente la alimentación de una persona, dependiendo de la cantidad de alimentos que está consumiendo diariamente.

Están dirigidos a corregir limitaciones nutricionales de los alimentos que no se abastecen. Son productos a base de alimentos tradicionales, hierbas, extractos vegetales deshidratados o concentrados de frutas, adicionados o no, de vitaminas o minerales, que se puedan presentar en forma farmacéutica y cuya finalidad de uso sea incrementar o suplir la ingesta dietética total.

Las formas farmacéuticas aceptadas son aquellas que se ingieren por vía oral como: cápsula, emulsión, suspensión, jarabe, polvo, soluciones y tabletas, entre otras contempladas en la Farmacopea de los Estados Unidos Mexicanos, en cualquier formato que no represente un alimento convencional.