UA-115521513-1

¿Has escuchado hablar de las calorías vacías?

Nadie duda de la relación que existe entre lo que comemos y nuestro estado de salud. Ya lo decía Hipócrates en la Grecia clásica: “Que el alimento sea tu mejor medicina y tu mejor medicina sea tu alimento”, precisamente poniendo énfasis en esa relación alimentación-salud.


Por lo tanto, denominamos calorías vacías a las presentes en aquellos alimentos que aportan mucha energía, pero pocos o ningún nutriente. Es decir, con ellos ingerimos muchas calorías, pero una mínima cantidad de fibra, minerales, vitaminas. Su abuso favorece, por tanto, el aumento de peso.


El aumento del consumo de alimentos hipercalóricos, así como el descenso de la actividad física, han ocasionado un desequilibrio energético que se traduce en un aumento de peso (sobrepeso y obesidad) y de enfermedades como la hipertensión, la diabetes o la hipercolesterolemia.


Es por ello que los alimentos que aportan calorías vacías están en el punto de mira de todos los organismos responsables de las políticas de salud. Sus particularidades nutricionales los convierten en alimentos superfluos, de forma que su consumo debe ser ocasional.


‘Calorías vacías’ es una expresión que se utiliza en Nutrición para definir aquellos alimentos que contienen una gran cantidad de energía, pero aportan pocos o ningún nutriente. Para mantenernos vivos y realizar nuestras funciones corporales, utilizamos la energía que nos aportan los alimentos en forma de calorías. Concretamente, estas calorías vienen dadas por los hidratos de carbono, las grasas y las proteínas. Además, los alimentos también aportan otros nutrientes esenciales para nuestro organismo, como son las vitaminas y minerales, la fibra, y otros compuestos muy interesantes entre los que se encuentran los fitonutrientes (antioxidantes, etcétera).


De esta forma, cuanta más variedad de nutrientes nos aporte un alimento, mucho mejor. Si esta variedad de nutrientes la dimensionamos respecto al contenido calórico, podríamos clasificar a los alimentos de la siguiente manera:

  • Alimentos con baja densidad energética y alto contenido en nutrientes, como las frutas y las verduras.

  • Alimentos que nos aportan mucha energía y nutrientes de calidad, como podrían ser los frutos secos.

  • Alimentos que contienen una elevada densidad energética pero mala calidad nutricional. En este caso, hablamos de alimentos hipercalóricos, los cuales no aportan más que energía en forma de azúcar o grasa, normalmente saturada. A estas calorías se les llama ‘vacías’ porque no van acompañadas de más nutrientes importantes.

¿Qué alimentos contienen calorías vacías?


Algunos de los alimentos y bebidas más comunes que contienen calorías vacías son:

  • Alcohol. Las bebidas de mayor graduación alcohólica nos aportan mayor cantidad de calorías. Por ejemplo, una copa de vodka nos aporta 300 kilocalorías, las mismas que, por ejemplo, un plato de noodles con verduras y langostinos. La cerveza y el vino son las únicas bebidas alcohólicas que si aportan nutrientes además de estas calorías vacías.

  • Refrescos. Los refrescos son una clara muestra de calorías vacías. Básicamente aportan azúcar a nuestro organismo y muchas veces no somos conscientes de la cantidad de azúcar ingerido al tomar únicamente una lata. Es mucho más saludable cambiarlos por zumos naturales, infusiones.

  • Salsas precocinadas. Las salsas precocinadas suelen contener muchos azúcares y grasas. Resulta mucho más saludable aprender a cocinarlas y añadir a nuestros platos aquellas de elaboración propia.

  • Bollería industrial. La mayoría aporta a nuestro organismo una gran cantidad de azúcares y grasas saturadas. No son saludables y suponen un altísimo contenido en calorías.

  • Zumos envasados. Siempre es más recomendable tomar la pieza de fruta o hacer el zumo en casa. Sin embargo, si apetece un zumo industrial hay que recurrir a aquellos que no cuentan con azúcares añadidos. Es importante fijarnos bien en la etiqueta de los zumos, pues muchos de ellos incluyen una alta cantidad de azúcar poco beneficiosa e innecesaria.

  • Snacks. Suelen aportar sal, grasas y calorías, frente a muy pocos nutrientes. Por ello no es beneficioso consumirlos habitualmente.

  • Azúcar. Además del azúcar que tomamos con el café o las infusiones, ingerimos bastante más a lo largo del día en productos preparado

Como puedes darte cuenta, existen demasiados alimentos que consumimos de forma habitual que solo nos aportan un exceso de calorías sin obtener algún beneficio a nuestro organismo, es por ello que te recomiendo, que poco a poco los vayas excluyendo de tu alimentación hasta poder eliminarlos por completo, esto te ayudará a largo plazo a tener una mejor calidad de vida.



Entradas destacadas
Entradas recientes
Archivo
Buscar por tags
Síguenos
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • Google+ Basic Square
  • Facebook
  • Instagram
  • Icono-BLOG_web
  • Youtube
  • noticias_web

VISITAS A LA​ PÁGINA: