UA-115521513-1

Las frutas y verduras congeladas ¿conservan sus propiedades nutrimentales?

En la actualidad, el acelerado ritmo de vida, la falta de tiempo y la enorme oferta de alimentos congelados, nos impulsa a modificar nuestras costumbres e incluir en la dieta habitual este tipo de productos. Si bien se sabe que son una excelente alternativa cuando se tiene poco tiempo, ¿en cuanto a sus propiedades nutrimentales, realmente se pierden?.

Las verduras y las frutas congeladas son algunos de los alimentos más saludables que puedes comer siempre y cuando sean descongelados correctamente, para ello es recomendable:


Al vapor. Coloca las verduras en agua hirviendo, tapa y cocina a fuego medio entre dos y cinco minutos (dependiendo el tipo de verdura). Una vez que se obtiene la cocción deseada, deberás ponerlos en hielo o bajo el chorro de agua helada para detener la cocción.

Guisos. Agrega las verduras al final para evitar que se cuezan de más.

Sofritos. Coloca en un sartén caliente el aceite de tu preferencia junto a las verduras congeladas. Cocinar de 3 a 5 minutos o hasta que estén crujientes.


¿Frescos o congelados?


Los productos frescos son más económicos tienen mejor sabor, pero no siempre están disponibles. A diferencia de lo que se cree, las variedades congeladas son una alternativa conveniente y nutritiva.


Las verduras y las frutas frescas suelen recolectarse antes de que se estén completamente maduras, pueden pasar de 3 días a varias semanas en tránsito antes de llegar a un centro de distribución, mientras que las verduras congeladas se cosechan en su máxima maduración.


Durante el proceso de congelación se produce una perdida de antioxidantes, vitaminas del grupo B y vitamina C en los vegetales. Sin embargo, los nutrimentos permanecen estables después de la congelación. La evidencia sugiere que el valor nutrimental de las verduras y las frutas congeladas y las frescas es muy similar. Por ejemplo, las espinacas congeladas suelen presentar mayores concentraciones de vitamina C que las frescas.


Recomendaciones:

  • Asegúrate de que tu congelador mantenga una temperatura de -4°.

  • Revisa la fecha de caducidad. No almacenes por más de un año los vegetales ya que perderán propiedades nutrimentales.

  • En la forma en que descongeles los alimentos está la clave para conservar sus cualidades organolépticas y nutrimentales.

  • No descongeles bajo el sol o con agua caliente.

  • Nunca congeles nuevamente un alimento descongelado, deberás consumirlos el mismo día.

  • Ya sean congelados o frescas, es necesario incluir en la dieta diaria este importante grupo de alimentos, la Organización Mundial de la Salud (OMS) sugiere un consumo mínimo de 400 gramos o cinco porciones de verduras y frutas diariamente.

Como puedes darte cuenta, los alimentos congelados no son una mala opción para tu comida habitual, solo debes saber la técnica adecuada para descongelar los productos sin que pierdan su valor nutrimental.



Entradas destacadas
Entradas recientes
Archivo
Buscar por tags
Síguenos
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • Google+ Basic Square
  • Facebook
  • Instagram
  • Icono-BLOG_web
  • Youtube
  • noticias_web

VISITAS A LA​ PÁGINA: