UA-115521513-1

El Sérum

El sérum se ha convertido en los últimos años, en el producto estrella de las firmas de belleza. Su textura, más ligera que la de una crema, resulta más agradable y se absorbe enseguida. Su fórmula, muy concentrada, ofrece resultados más rápidos y efectivos. Su función depende de sus activos, y de hecho es normal que una misma marca ofrezca diversos tipos de sérums.


Qué es:

El sérum o suero es un producto con un alta concentración de principios activos, cuya textura, más ligera, logra alcanzar capas más profundas de la piel y consigue resultados visibles de forma más rápida.


Cuál es su función:

El sérum no sustituye a la crema hidratante, es un complemento al tratamiento diario. Hay sérums hidratantes, antiarrugas, antioxidantes, anti-acné, seborreguladores, exfoliantes, despigmentantes, iluminadores… Así que su función depende del producto y de los ingredientes que incluya. Si tienes la piel grasa, un sérum anti-acné y seborregulador te ayudará a combatir el exceso sebo y luchar contra el acné. Los sérums hidratantes son excelentes para incrementar los resultados de las cremas hidratantes y mantener la elasticidad de la piel más seca. Los sérums antiarrugas ayudarán a borrar las líneas de expresión y las arrugas, mientras que los despigmentantes se encargarán de controlar las manchas.


¿Es necesario?:

No es un paso obligatorio, pero dentro de una buena rutina de belleza no debería olvidarse si se quiere conseguir resultados en menos tiempo. Dada la gran cantidad de tipos de sérums, la clave está en elegir el que necesite tu piel o el que pueda ayudar a conseguir que se vea más radiante, combatiendo, las arrugas, las manchas, los poros dilatados, la sequedad de la piel… en definitiva, el problema que más te preocupe.


Cómo aplicarlo:

El sérum siempre se debe aplicar sobre la piel limpia y seca, después de la limpieza. Y si se utiliza crema hidrante, se debe aplicar antes que esta. Así que el ritual de belleza por la mañana quedaría: limpieza, tónico, sérum, crema hidratante y protector solar. Algunos sueros se pueden utilizar solos, según tu tipo de piel. Por ejemplo, en el caso de las pieles normales-mixtas, los dermatólogos aconsejan aplicar un sérum antioxidante, rico en vitamina C y el protector solar, únicamente.

Según el producto que se haya elegido, se deberá aplicar solo por la mañana, solo por la noche o mañana y noche. También es posible combinar diversos sérums. Por la mañana, es más aconsejable elegir un sérum antioxidante, con vitamina C, que te proteja de los radicales libres (del sol, la contaminación, el estrés…), responsables del envejecimiento prematuro de la piel. Por la noche, se utilizan los sueros con ácidos como glicólico, salicílico o retinol, que ayudan a renovar la piel mientras duermes. Otros tipos de sérums se pueden utilizar mañana y noche.


Es importante tener en cuenta que los sérums no suelen incluir filtros de protección solar, a diferencia de muchas cremas hidrantes, por lo que siempre debe aplicarse después del sérum crema o protector solar. En general, salvo que en el producto se indique lo contrario, puede aplicarse la crema a continuación del sérum, no hace falta esperar.


El sérum, al tener una textura muy ligera, cunde mucho, así que solo es necesario 4-5 gotas para el rostro y el cuello. Y recuerda, si quieres mejorar tu piel en poco tiempo, añade un sérum a tu rutina de belleza.



Nicolás A, (2020, Septiembre 28). Todo lo que debes saber sobre el sérum, tu aliado antienvejecimiento. Recuperado de https://www.abc.es/summum/estilo/belleza/abci-todo-debes-saber-sobre-serum-aliado-antienvejecimiento-202009280925_noticia.html


Entradas destacadas
Entradas recientes
Archivo
Buscar por tags
Síguenos
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • Google+ Basic Square
  • Facebook
  • Instagram
  • Icono-BLOG_web
  • Youtube
  • noticias_web

VISITAS A LA​ PÁGINA: